Vinho e Viagem

Calingasta prepara un circuito de enoturismo en el departamento

El excelente posicionamiento de los vinos elaborados en Calingasta en los últimos años, y el aumento de las hectáreas implantadas con nuevas variedades de vides, son el punto de partida del proyecto para poner en marcha un circuito de enoturismo en el departamento.

La meta es concretar pronto un recorrido en el que el turista pueda disfrutar del vino desde la viña al consumo, pero también enlazado con el placer del paisaje, la gastronomía, las artesanías y hasta los deportes de aventura.

“Por ejemplo, una de las dos bodegas del departamento que hacen vinos de altura, Alta Bonanza de los Andes, está en Sorocayense, desde donde se puede visitar el cerro El Alcázar, y las ruinas de Hilario”, contó el director de Turismo del municipio, Heber Tapia.

La vitivinicultura de altura sigue sumando nuevas hectáreas de viñas en Calingasta.

Otros circuitos enlazarán al vino con la astronomía y la aventura con deportes como el carrovelismo o el rafting en rio Los Patos, cabalgatas y kayak. También se puede sumar al turismo religioso e histórico. “El departamento tiene eje en dos próceres: San Martín, que con su columna principal cruzó Los Andes por Calingasta; y Sarmiento, con su rica historia minera y educativa ya que él abrió la primera escuela del departamento y esa escuela ya fue refaccionada para el turismo”, contó Tapia.

La otra bodega que elabora vinos es Entre Tapias, ubicada en Barreal, donde abundan las actividades. La idea del intendente, Jorge Castañeda, es descentralizar el turismo y llevarlo a todas las localidades, hacia el Norte en Villa Corral, Puchuzum, Villa Nueva, pasando por las minas abandonas de Castaño y haciendo pesca deportiva en el río.

Para lograrlo ya dieron el primer paso, la elaboración del proyecto y que el Concejo Deliberante declaró de Interés Departamental y cuyos órganos de ejecución son la Dirección de Turismo y la de Agricultura. Ahora, a través del diputado departamental, buscarán que sea declarado de Interés Provincial en  la legislatura. Mientras tanto, relevarán y convocarán a empresarios con emprendimientos turísticos, gastronómicos y hoteleros para que ingresen al circuito solo los que cumplen con ciertos requisitos de calidad.

Vinos de altura

Los vinos de altura tienen un plus diferencial respecto al resto de los vinos que se producen en los otros valles. “Calingasta es ideal para el cultivo de vid de altura, a más de 2.100 msnm. Esta altura y la amplitud térmica hacen que la uva tenga una piel más gruesa y eso se traduce en una mejor conservación del colores, aromas y sabores”, explicó Tapia.

Además, Calingasta tiene un suelo ideal y las plantas se riegan con agua de deshielo, no es agua que pasó por ningún proceso sino que baja directo de la cordillera de Los Andes y aporta calidad a la fruta. Si bien hay dos bodegas importantes en el departamento, hay vides en todas las localidades y varios elaboradores artesanales de vinos.